Cáscaras de limón confitadas

Cáscaras de limón confitadas

Esta dulce receta es una manera perfecta de aprovechar los limones Meyer de temporada, prepararemos unas ricas confituras de limón Meyer. Esta receta es super fácil, el ingrediente principal son las cáscaras del limón. Verás lo genial que será tener uno o dos frascos en la despensa de tu cocina. Empecemos:





Ingredientes para hacer las confituras de limón:

  • Cáscaras de 5 limones Meyer, o de  2 naranjas de cáscara gruesa California)
  • 2 tazas de azúcar
  • 3/4 de cucharadita de cremor tártaro

Preparación

Empecemos, nuestras confituras las haremos con las cáscaras de los limones, preparemos entonces las cáscaras:

 
  • Lavamos bien los limones y haremos un corte longitudinal en cruz a los limones
  • Con las manos desprendemos las cáscaras de los limones, salen 4 segmentos por cada limón
  • Trata de dejar la máxima cantidad posible de parte blanca a las cáscaras

  • En una cacerola pequeña pon agua a hervir, cantidad suficiente para que cubra a las cáscaras
  • Cuando hierva agrega las cáscaras y déjalas hervir por 2 minutos
  • Retíralas y cuélalas
  • Enjuaga las cáscaras con agua fresca
  • Enguaga la cacerola y vuelve a repetir la operacion de hervir, colar y enjuagar, 2 veces más.
  • En total esto se hace 3 veces
  • Cuela, enjuaga y reserva las cáscaras

Ahora hagamos un jarabe:

  • En una cacerola mezcla las 2 tazas de azúcar, 2 tazas de agua y la 3/4 de cucharadita de cremor tártaro.
  • Lleva a fuego lento, revolviendo con frecuencia. El jarabe de azúcar debe quedar claro
  • Ahora a trabajar con cuidado que este jarabe está muy caliente
  • Agrega las cáscaras al jarabe de azúcar, si falta líquido agrega agua suficiente para que cubra las cáscaras
  • Cocina a fuego lento durante una hora, se debe formar un jarabe denso y las cáscaras ponerse traslúcidas y tiernas, en este momento la temperatura debe estar por los 230 °F (110 °C)
  • Para probar como está, retira una cáscara con cuidado, deja que enfrie y prueba, debe ser un mordida fácil y suave
  • Si aun falta, agrega un poco mas de agua y dale hervor hasta que esté en su punto
  • Al estar listas, apaga el fuego, retira con cuidado las cáscaras y colócalas separadas sobre una rejilla y espera a que enfríen

Y ahora a cortar y…

  • Al enfriar, corta las cáscaras en tiras finas
  • Deja las cácaras sobre una rejilla toda la noche, para que sequen bien
  • Al día siguiente, en un bowl con azúcar suficiente agrega unas cuantas cáscaras y mueve para que se impregne de azúcar, retíralas y repite hasta terminar con las demás cáscaras
  • Guárdalas en un recipiente de vidrio bien sellado en el refrigerador
  • Estarán listas para disfrutarlas al 2do día de haberlas guardado
  • A disfrutar.





¿Deseas comentar este artículo? Deja tus comentarios abajo, compártelo y síguenos en Facebook y Twitter
Facebook: citricas
Twitter: @chefcubiro 

ivanvel Autor