Chupones (retoños en el patrón)

En tu experiencia con cítricos seguramente has manejado o escuchado el término “chupón”. Los chupones son brotes que surgen de debajo de la superficie del suelo o por debajo de la unión del injerto. Por lo general son indeseables, porque se roban los recursos valiosos que son suministrados a la planta principal o injerto.

En el caso de los árboles de cítricos injertados, los chupones son en realidad brotes del patrón y no de la planta resultante del injerto. Si se lo deja  crecer, dejará atrás a los retoños de la planta principal en  unos meses, reducirá entonces  la producción de  fruta y afectará negativamente a la forma y el estado general de salud del árbol.

Los chupones, aparecen por debajo de la unión del injerto, por lo que  se identifican fácilmente,  deben retirarse. En la mayoría de los casos los chupones se puede eliminar fácilmente sacándolos suavemente desde su base tronco. Cuando ha pasado tiempo y se han desarrollado  tejidos leñosos se pueden quitar con podadoras, cortadoras de uva o tijeras domésticas, cortando a ras del tronco. Recomendamos el uso de tijeras de podar de jardinería.