Kumquat Nagami

Las kumquats son  color naranja, pequeñas, que parecen uvas, y con una cáscara fina y fácil de eliminar, pues la parte comestible es su interior.  Su sabor es ligeramente ácido en su interior y su cáscara es dulce y arómatica, comerla es una experiencia exótica y saludable.


Kumquat Nagami
Kumquat Nagami


El kumquat, quinoto o naranjita china, si bien está estrechamente ligado a los cítricos,  se lo ha clasificado en un género aparte: “Fortunella”. Es una variedad que en teoría es originaria de China, ya que los primeros registros sobre este fruto y su cultivo (siglo XII) proceden de ese país, aunque no se descartaría otra procedencia asiática.

Fortunella margarita

Su nombre científico se origina en honor a un hoticultor escocés que recolectó especímenes en China, (“Fortunella”), Robert Fortune (1812-1880), y “margarita”, del latín margaritus-a-um = perla, en alusión a sus pequeños y brillantes frutos.

El kumquat es un fruto delicioso  de forma ovoide, como una aceituna grande, se la puede comer directamente del arbolito. La cáscara o piel es muy fina y delicada,   brillante y lisa, es comestible y sabor dulce mientras que la pulpa es un poco amarga y ácida. Comer el fruto entero es una deliciosa y exótica experiencia que combina las propiedades de la cáscara y la pulpa.

Kumquat Nagami
Kumquat Nagami

Es destacable por su alto contenido en vitamina C que lo convierte en un alimento muy útil para ayudarnos a reforzar el sistema inmunológico y conseguir unas defensas mucho más fuertes, además de constituir una de las principales maneras de proteger las células del ataque de los radicales libres.

Pero entre las cualidades de esta fruta no solo está esta alta concentración en antioxidantes, sino que además hay que hacerse eco de las cantidades que nos aporta de minerales como el magnesio, el potasio y en menor cantidad el calcio, que el organismo apenas absorbe. Además hay que destacar el aporte de ácido fólico que nos brinda, así como los carotenos que debido a su color naranja nos proporciona, y es que se trata de unos antioxidantes potentes que debemos tener presentes.

Kumquat marumi
Kumquat marumi

Los kumquats son árboles o arbustos perennifolios, de crecimiento lento, que alcanzan los 5 m. de altura. Están densamente ramificados; las ramas son angulosas, lisas o a veces espinosas. Las hojas son lanceoladas, alternas, finamente dentadas cerca del ápice, verde oscuro por el haz y algo más claras por el envés, coriáceas, alternas, de entre 4 y 9 cm de largo. Las flores son axilares, solitarias o en racimos de 1 a 4, pentámeras, fragantes, de color blanco, hermafroditas. El fruto es un hesperidio oblongo u ovoide, de hasta 5 cm. de largo, cubierto por una fina y aromática piel amarilla, anaranjada o roja con glándulas oleicas claramente visibles, comestible.

Algunas de las distintas variedades de mini cítricos (calamondín, limequat, kumquat…) son consideradas pequeñas delicias exóticas, de ahí que los podamos encontrar  solo en tiendas selectas.

Cultivo

El kumquat rara vez se cultiva de semilla para uso frutal, por la lentitud de su desarrollo y su escaso vigor. Normalmente se reproduce por injerto sobre un patrón adecuado. Se plantan en cuadrícula o hilera, con una separación de alrededor de 3,5 m. En esas condiciones, tolera bien suelos relativamente pobres, pero requiere de buena humedad constante, y bastante sol. Es ligeramente acidófila.

Aunque prefiere un verano cálido, soporta las heladas mucho mejor que los citrus; Fortunella margarita tolera hasta 10 °C bajo cero en invierno, más aún que la satsuma o mikan (Citrus x unshiu), por lo que se cultiva como frutal en las regiones norteñas de China. La hibernación es profunda; durante varias semanas al comienzo de la primavera el árbol permanece aún retraído, y no echa flores ni brotes durante este período. Las heladas en primavera pueden resultarle muy dañinas.

El kumquat es resistente a la cancrosis, pero otras plagas de los cítricos le afectan, en especial Elsinoë fawcetti, Cephaleuros virescens, Cercospora citri-grisea, Colletotrichum gloeosporioides, Diaporthe citri y Physalospora rhodina.

Fortunella margarita
Valor alimenticio por 100 g de la porción comestible (crudo)*

Calorías     274
Proteńa     3.8 g
Grasa     0.4g
Carbohidratos     72.1 g
Calcio     266 mg
Fósforo     97 mg
Hierro     1.7 mg
Sodio     30 mg
Potasio     995 mg
Vitamina A     2,530 I.U.
Thiamina     0.35 mg
Riboflavina     0.40 mg
Ácido ascórbico     151 mg

*De acuerdo a análisis publicados por el “United States Department of Agriculture”.

 

Sitios relacionados:

admin Autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *