Cómo tratar los chupones o retoños en el patrón

¿Está viendo pequeños brotes de árboles en la base de su árbol cítrico o nuevas ramas de aspecto extraño que crecen en el tronco del árbol? Estos son muy seguramente chupones que han logrado desarrollarse en el patrón.

En su experiencia con cítricos seguramente ha manejado o escuchado el término “chupón”. Los chupones en los cítricos son brotes que surgen por debajo de la unión del injerto. Por lo general son indeseables, porque se roban los recursos nutritivos que son suministrados a la planta principal o injerto.

Los chupones o retoños en el patrón

En el caso de los árboles de cítricos injertados, los chupones son en realidad brotes del patrón y no de la planta resultante del injerto. Si se lo deja  crecer, dejará atrás a los retoños de la planta principal en  unos meses, reducirá entonces  la producción de  fruta y afectará negativamente a la forma y el estado general de salud del árbol.

Los chupones, aparecen por debajo de la unión del injerto, por lo que  se identifican fácilmente,  y deben retirarse. En la mayoría de los casos los chupones se puede eliminar fácilmente sacándolos suavemente desde su base tronco. Cuando ha pasado tiempo y se han desarrollado  tejidos leñosos se pueden quitar con podadoras, cortadoras de uva o tijeras domésticas, cortando a ras del tronco. Recomendamos el uso de tijeras de podar de jardinería.

¿Por qué salen chupones?

Los retoños de los árboles cítricos también pueden crecer desde las raíces y en ese caso crecerán fuera de la base del árbol y brotarán desde el suelo alrededor del árbol como si fueran plantas vecinas.

Otras veces, los nuevos brotes pueden crecer si la capa de cambium debajo de la corteza ha sido cortada. Esto puede suceder a partir de accidentes con cortacéspedes, podadoras, palas o paletas utilizadas en el área de la raíz, o daños por animales. Sin embargo, los retoños son bastante comunes en los árboles frutales.

Los retoños de los árboles cítricos también pueden crecer desde el tronco del árbol debajo de la unión del injerto. La mayoría de los cítricos están hechos de injertos que generan ramas y frutos con ciertas cualidades deseables, además de ser más resistentes.

La unión del injerto en árboles jóvenes suele ser obvia como una cicatriz diagonal. La corteza de la raíz puede tener un aspecto diferente del árbol frutal. A medida que el árbol envejece, la unión del injerto puede cicatrizarse y parecer un bulto alrededor del tronco del árbol.

Eliminación de chupones en los cítricos

Se debe eliminar cualquier crecimiento de chupones por debajo de la unión de injerto de la planta. Estos brotes crecen rápida y vigorosamente, robando nutrientes del árbol frutal. Estos retoños producen ramas más espinosas y no producirán la misma fruta que el limonero injertado.

Su rápido crecimiento les permite apoderarse rápidamente del árbol frutal, si se ignoran. Hay varios productos para detener los retoños de árboles frutales que puede comprar en centros de jardinería y ferreterías. Sin embargo, los cítricos pueden ser muy sensibles a los químicos. Eliminar los retoños a mano es mucho mejor que probar productos que pueden dañar el árbol frutal.

Para tener un mejor control visual del desarrollo de chupones en árboles cítricos ayuda mucho simplemente con cortar el césped alrededor.

Los chupones en el tronco del árbol deben recortarse con podadoras afiladas y esterilizadas.

Hay dos escuelas de pensamiento para eliminar los retoños de limoneros alrededor de la base del árbol. Si es necesario, debe excavar lo más que pueda para encontrar la base del chupón:

  • Algunos arboristas creen que debe quitar estos retoños, no cortarlos.
  • Otros arbolistas insisten en que los retoños solo deben cortarse con podadoras o cortadoras estériles y afiladas.

Cualquiera que sea la forma que elija para hacerlo, asegúrese de eliminar cualquier retoño tan pronto como los detecte.