Cómo hacer mermelada de naranja

¿Que tal esparcir una rica mermelada de naranja dulce en tus croissants recién horneados por la mañana? Aquí está la receta para ti. Esta mermelada de naranja, conocida por los franceses como confiture d’orange, es perfectamente dulce e irresistible.

Esta receta te dará una mermelada de naranja casera deliciosa y afrutada, perfecta para acompañar postres dulces, tostadas o los bollos para el té de la tarde.

Mermelada de naranja sin amargo

La mermelada de naranja no es tan sencilla como otras conservas. A diferencia de la mermelada de fresa o la mermelada de manzana, no puedes simplemente tirar un puñado de rodajas de naranja en una olla con azúcar y esperar a que esté lista. A menos que te guste bien amarga, pues es solo hacer lo anterior.

De lo contrario, si prefieres tu mermelada de naranja sin rastros amargos, tengo una receta fantástica para ti. La clave para prevenir la amargura en la mermelada de naranja es deshacerse de la parte blanca, es el mesocarpo, más conocido como albedo.

Un truco especial para quitar el amargo de la naranja

La mejor forma de hacerlo es usar un pelador de verduras, que me ha permitido quitar la cáscara de naranja, una parte importante y llena de pectina para hacer mermelada, separando la parte blanca amarga.

Luego tomo un cuchillo afilado y lo uso para quitar la parte que cubre los gajos de la naranja.

Además, ponemos agua a hervir. Cortamos las cáscaras de naranja en juliana y las ponemos a hervir durante 10 minutos. Escurre el agua, agrega nuevamente  y repite hervir por 10 min. Escurre  y reserva las cáscaras.

Usando esas cáscaras obtendrás una mermelada de naranja perfectamente dulce, todo lo anterior lo veremos a continuación.

Mermelada de naranja ingredientes

  • 2 naranjas
  • 2 tazas de azúcar granulada
  • zumo de 1/2 limón
  • pizca de canela molida

Preparación de la mermelada de naranja

  • Usa un pelador de verduras para quitar capas delgadas de cáscara de la naranja. Usa un cuchillo afilado para cortar las cáscara en  julianas. Si hay restos de la parte blanca en la cáscara, usa tu cuchillo para removerla.
  • Con el cuchillo quitar la parte blanca de los gajos de naranja. Ahora, corta los gajos y reserva.
  • En una olla mediana, agrega las cáscaras de naranja cortadas en juliana. Usa suficiente agua para cubrir completamente las cáscaras, luego deja hervir durante 10 minutos. Escurre el agua de la olla, luego llena nuevamente y hierve por 10 minutos.
  • Escurre el agua de la olla y ahora a las cáscaras agrega 2 tazas de agua, la pulpa de naranja, el azúcar y el zumo de limón. Deja que la mezcla hierva a fuego medio, luego reduzca el fuego a medio bajo para que la mezcla hierva a fuego lento.
  • Cocina la mermelada durante 40 minutos, revolviendo cada 5 minutos aproximadamente. Asegúrate de vigilarla para que no se desborde ni nada de esa naturaleza. Cuando esté casi terminada, agrega la pizca de canela.
  • Sobre un plato inclinado unos 60 grados coloca media cucharadita de la mermelada, si la mermelada avanza unos 2 centimetros y se detiene, ya está lista.
  • La mermelada parecerá líquida, pero se reafirmará a medida que se enfríe, e incluso más tarde cuando se refrigere.

Nota: esta será una mermelada más rica que la mermelada comprada en la tienda debido a la cantidad  de azúcar en esta receta en comparación con la mermelada comprada en la tienda. El grosor de su mermelada puede variar según el tipo de naranjas que utilice y el grosor de su cáscara.